Uso inteligente de las tecnologías de la información

Comprar y pagar en Internet métodos de pago

Comprar y pagar en internet. Distintos métodos de pago

Por Clara Fraile

Desde una funda para el móvil hasta la compra del mes, cada día es más habitual realizar un pedido a través de Internet. Valga el ejemplo de Privalia, que cerró 2014 con unos ingresos de 415 millones de euros, más de un 16% que el año anterior. Más del 50% de las ventas realizadas en este outlet online de moda se efectuaron a través de dispositivos móviles.

Indudablemente es muy cómodo y, a veces, más barato, añadir al carrito el producto deseado e iniciar el proceso de compra. De acuerdo con el Informe Tecnocom 2014, en España, los medios de pago más utilizados en las compras por Internet son las tarjetas de débito y el sistema PayPal. El 40,6% de los usuarios se decantan preferentemente por la tarjeta de débito y un 29,9% por Paypal. Las cifras cantan: el comercio electrónico ha más que duplicado el volumen de negocio durante los últimos cinco años; el teléfono móvil se perfila como medio de pago (tres cuartas partes de la población ya cuenta con un teléfono inteligente y el 74% tiene conexión a Internet).

Las tiendas virtuales aceptan pagos tradicionales, como la transferencia bancaria o el contra-reembolso, y algunas admiten modos de pago muy innovadores, como la moneda virtual bitcoin pero, ¿cuál es el más conveniente? Veamos algunos de ellos y sus características:

Pago con tarjeta

Es una de las opciones preferidas por los usuarios. La tienda virtual dispone de una plataforma segura de pago de una entidad bancaria. El método es equivalente a un datáfono o terminal de punto de venta (TPV). Mediante comunicaciones cifradas seguras – los pagos ni pasan ni se almacenan en la web de la tienda online– se verifican los datos bancarios. Las tarjetas de crédito que normalmente se permiten son 4B, VISA, Maestro y MasterCard. Hay que comprobar que la URL comienza por “https”. En la barra de estado aparecerá el candado. En caso de que no aparezca la “s” o el candado esté fuera de lugar, es preferible no introducir datos.

Pero luego, además, las grandes entidades bancarias tienen su propia plataforma de pagos. Muchas han ideado sus propios sistemas para hacer más seguras las transacciones. Algunos son tarjetas virtuales tipo ‘prepago’, mediante el que se recarga una tarjeta por el importe acordado; otros consisten en facilitar cada vez un número de tarjeta y fecha de caducidad ficticios con los que puede realizarse la compra con el respaldo de la entidad bancaria de la que somos clientes.

Pago con PayPal como intermediario

Para pagar con Paypal hemos de hacernos una cuenta. En este caso, la tienda virtual tampoco tendrá acceso a los datos de nuestra tarjeta de crédito. PayPal, al igual que la entidad bancaria en el caso del pago con tarjeta, si los datos son correctos, se encarga de comunicarlo al vendedor para que envíe los productos a la persona que ha efectuado la compra. En el móvil, la aplicación PayPal móvil permite enviar y recibir dinero o consultar el saldo, para ello simplemente hay que activar el número de teléfono para efectuar pagos.

Google wallet

Google wallet lleva mucho tiempo en el mercado y, a pesar de llevar camino de convertirse en una de esas aplicaciones que incorporan por defecto los móviles, no termina de despegar. Funciona mediante NFC (tecnología inalámbrica de corto alcance). El pago acercando a un dispositivo el teléfono móvil es el uso estrella de esta tecnología. Pero, además, el billetero de Google permite efectuar pagos online al almacenar en sus servidores los datos de nuestras tarjetas de crédito y que se utilizan indistintamente según efectuemos el pago de una forma u otra.

Amazon Payments

Amazon Payments es otro sistema de pago online sin uso directo de una tarjeta bancaria; utiliza la información ya almacenada en su cuenta de Amazon de los usuarios para ingresar y pagar en miles de sitios y aplicaciones.

Existen muchísimos más métodos de pago. Las compañías trabajan para que los ‘smartphones’ aprendan a reconocer imágenes y sonidos. Los teléfonos acabarán reconociendo los rostros así como otros patrones de comportamiento en sus sensores. Todo esto servirá para que podamos identificarnos y realizar pagos seguros. Pero mientras estos nuevos métodos llegan, no hemos de olvidar algunos consejos para protegernos contra el fraude en Internet:

  • Comprobar que la tienda online utiliza el protocolo https.
  • Leer la política de privacidad y las condiciones del servicio.
  • Si la tienda no es lo suficientemente conocida y buscar opiniones sobre su reputación.
  • Procurar no utilizar ordenadores públicos ni conexiones wifi libres para realizar las compras por Internet.
  • Proporcionar sólo la información absolutamente imprescindible.

La moneda digital

Para admitir bitcoins, las tiendas online han de integrar la plataforma de pagos Bitnet, especializada en esta moneda virtual. Las compañías que la adoptan lo hacen, entre otras razones, por su alcance global sin impuestos arancelarios.

La Ley protege a los consumidores

Las compras a través de una página web en España cuentan con los mismos derechos a favor del consumidor que si se realizara en un comercio o tienda física pero hay que tener en cuenta algunas particularidades. Este tema será objeto de otro post, no obstante, apuntaremos que, por ejemplo, en las compras a distancia – salvo de productos como CD o DVD-, el consumidor puede ejercer su derecho de desistimiento o revocación del contrato. Sin embargo, en las subastas online, tipo Ebay, hemos de saber que si no se produce la entrega del bien, la web de la subasta no es responsable.

2 thoughts on “Comprar y pagar en internet. Distintos métodos de pago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top