Uso inteligente de las tecnologías de la información

Apps y juegos, un nuevo modo de aprender

Apps y juegos, un nuevo modo de aprender

Cómo aprovechar mejor las posibilidades didácticas que nos ofrecen las herramientas de la sociedad de la información

Por Clara Fraile

Indudablemente las tecnologías de la comunicación nos prestan muchos servicios, entre ellos, inmediatez a la hora de acceder a la información y facilidad cuando queremos compartirla, conectar con otras personas, etc. Sin embargo, debido, entre otras razones, a esta facilidad de acceso, hemos de contemplar también algunos riesgos.

Gracias a los dispositivos móviles, siempre llevamos encima la posibilidad de acceso. ¿Esto qué significa? Pues, por ejemplo, que hemos de tener cuidado con algunas opciones si dejamos un smarphone o una tableta en manos de un niño. Podemos evitar que instale o desinstale aplicaciones por su cuenta y valorar si es necesario establecer límites para vetarle el acceso a determinados contenidos. Pero, más allá de estas precauciones, hemos de ver el lado positivo a esta facilidad con la que emplean los más pequeños las nuevas tecnologías.

Herramientas constructivistas

Fuera del esquema tradicional de las aulas y sin dejar de remarcar la importancia de padres y maestros en el proceso educativo, wikis, redes sociales, blogs, etc. nos acercan información ilimitada de manera instantánea. Este hecho es también una oportunidad para que niños y niñas comiencen a explorar y a llevar el timón de su propio aprendizaje, una oportunidad excepcional para la construcción de su personalidad y su propio conocimiento. Los desarrolladores de apps inventan juegos y crean productos para aprender matemáticas, ortografía, música clásica, cocina…

Según una investigación de Tuenti Móvil e IPSOS, el 84% de los jóvenes se conecta a Internet desde el móvil, el 47% tiene plan de datos y el 40% los utiliza para estudiar, hacer intercambio de apuntes o trabajar en grupo. La adicción puede ser un problema pero evidentemente las aplicaciones para móviles y tablet nos libran cada vez más de cuadernos, folios y libros.

El concepto de juego

Por otro lado, es bien sabido que de forma amena, voluntaria y con emoción se aprende mejor. La realidad virtual unida a la introducción del concepto de juego (gamificación) en aplicaciones móviles, páginas webs y redes sociales hace que el aprendizaje sea más eficaz. El objetivo es siempre el mismo: enganchar a través una dinámica de juego. Es decir, entretener mientras se alcanza una meta, ya sea motivar o enseñar. En cualquier caso, no debemos olvidar que lo importante no es tanto la adquisición de conocimientos académicos sino aprender a manejarse en las distintas situaciones de la vida.

Consejos y aplicaciones útiles:

Hace un tiempo hacíamos fotocopias para compartir una información, ahora la subimos a la nube. No podemos nadar contra corriente ni pedir que nuestros hijos lo hagan. Existen aplicaciones extraordinarias, como algunas que reseñamos a continuación. Podemos recomendar herramientas pero, sobre todo, desde didaknet aconsejamos mantener una actitud abierta a la par que crítica, que se cuestione utilidades y busque respuestas a las necesidades de cada cual.

  • Icuadernos, los cuadernos Rubio de toda la vida ahora en formato digital.
  • Dic Dic, para deletrear, hacer dictados y resolver problemas de ortografía.
  • Babbel, para aprender idiomas. Se puede practicar la pronunciación mediante el reconocimiento de voz.
  • PlayTales, ayuda a que los niños se aficionen a la lectura.
  • Mindomo, gran ayuda para crear mapas conceptuales.
  • Planeta Geo, juegos para aprender geografía (puzzles y mapas mudos para identificar países, capitales…).
  • Daisy the dinosaur, para dar los primeros pasos en programación informática.
  • Lego 4+, inmersión en el mundo de las piezas de colores.
  • La red social Busuu.com simplifica la forma de aprender 12 idiomas (funciona de forma muy similar a Facebook).
  • Evernote nos ayuda a guardar documentos y enlaces, ofrece sincronización en la nube y capacidad para hacer presentaciones.
  • Google Drive sirve, entre otras muchas cosas, para compartir, editar y guardar archivos.
  • Dropbox, archivos a la nube, para consultar y sincronizar de forma instantánea con otros dispositivos.
  • iBooks: Es la aplicación de Apple para descargar y leer libros, subrayar y añadir notas.

Podríamos añadir muchísimas más aplicaciones y plataformas, para todo tipo de sistemas operativos, sin embargo, tampoco debemos olvidar que desde 2011 se ha triplicado el uso de teléfonos inteligentes o tabletas entre los niños, según datos de Common Sense Media. Y si de lo que se trata es de limitar el uso de los aparatos electrónicos, la app DinnerTime es una de las que puede ayudar a padres y madres en esta tarea.

2 thoughts on “Apps y juegos, un nuevo modo de aprender

  1. Responder

    […] más feliz o no. Pero, sin duda, el uso inteligente de estas herramientas pasa por preguntarnos para qué las usamos y por […]

  2. Responder

    […] más feliz o no. Pero, sin duda, el uso inteligente de estas herramientas pasa por preguntarnos para qué las usamos y por […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top