Uso inteligente de las tecnologías de la información

Las redes sociales, un nuevo entorno para la violencia machista

Las redes sociales, un nuevo entorno para la violencia machista

Por Cristina Ruiz

Según revela un estudio reciente, parece que las redes sociales reflejan a la perfección la realidad social en el universo de la violencia contra las mujeres. Actitudes machistas que parecían ya erradicadas se repiten a diario en las plataformas más usadas por los y las más jóvenes.

¿Cómo lograr acabar con ellas?

Hoy se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Desde que el 17 de Diciembre de 1999 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró oficial esta celebración, muchas acciones se han desarrollado en muy distintos ámbitos para luchar contra este tipo de violencia, que se ha convertido en una verdadera lacra para nuestra sociedad.

Los orígenes del problema son diversos, desde la trayectoria cultural y educativa que ha dirigido el papel de las mujeres a lo largo de la historia hasta la falta de preocupación que ha existido en torno a estas agresiones.

No hay duda que los avances han sido importantes en los últimos años, pero tampoco se puede dudar que el camino que queda por delante es largo y difícil, sobre todo si tenemos en cuenta la cantidad de casos de violencia de género que todavía hoy en día recogen los medios de comunicación de los países presumiblemente más avanzados, por no hablar de aquellos en los que los derechos de las mujeres continúan relegados, ya no a un segundo plano social sino a la cola de las prioridades políticas y legales.

En nuestro entorno más cercano, numerosos estudios insisten en la necesidad de seguir evolucionando para acabar de una vez por todas con la violencia machista.

En este sentido, hemos conocido el estudio publicado por la delegación del Gobierno para la Violencia de Género, elaborado por diversos grupos universitarios “El ciberacoso como violencia de género en los jóvenes: un riesgo en la sociedad de la información y del conocimiento”.

Los datos que aporta este estudio son aterradores; el 60% de las chicas reciben insultos machistas de sus parejas y amigos a través de las redes sociales y dentro de este porcentaje, un 10% de ellas han llegado a sentir miedo.

Además de los datos, las ideas que se desprenden son demoledoras, por un lado parece que las jóvenes no conocen donde está la barrera existente entre un comentario y un insulto, por lo que muchas de ellas ni siquiera deciden recriminárselo a su pareja y menos aún denunciar el hecho.

Hay varones jóvenes que pretender ejercer un control absoluto sobre sus parejas femeninas, vigilando constantemente sus acciones en plataformas como WhatsApp, Tuenti o Twitter, por ejemplo:

  • el tiempo que éstas se conectan
  • las fotos que comparten
  • la ropa que eligen para sus fotos de perfil
  • los contactos de su agenda, etc.

Por otro lado, hay “novios” que solicitan a sus parejas el envío de sus posados más sexys. Lo más alarmante es que no son pocas las chicas que mandan ese tipo de fotos y vídeos sin pensar el uso que en el futuro sus enamorados van a hacer de los mismas.

Aunque a muchas personas les pueda parecer que estamos hablando de tiempos pasados, la realidad es la que es. Nos demuestra que sigue siendo imprescindible la protección de los derechos de las mujeres y que las generaciones futuras necesitan mucho de la ayuda que podamos darles. ¿Pero cómo?

La información y sobre todo la educación, son las únicas vías de prevención efectiva para lograrlo. Se trata de un problema de toda la sociedad en conjunto que debe ser resuelto con la participación activa de mujeres y hombres.

Debemos ser capaces de inculcar en la mentalidad de los jóvenes la autoestima, la no dependencia de sus parejas, hacerles entender que son seres individuales con criterio propio, sentimientos propios, capaces de tomar decisiones no supeditadas a sus parejas y sobre todo que cada persona es libre y responsable única de sus actos.

En el caso de las chicas, nadie más que ellas mismas tiene derecho a controlar sus smartphones ni sus acciones en redes sociales. Deben rechazar todo tipo de agresiones, denunciarlas si es preciso, y concienciarse de los riesgos y las consecuencias que puede acarrearles no pensar dos veces lo que comparten.

4 comentarios sobre “Las redes sociales, un nuevo entorno para la violencia machista

  1. Responder

    […] en el anonimato se han acabado convirtiendo en las plataformas preferidas de quienes ejercen la violencia machista y el […]

  2. Responder

    […] obligar a hacer algo que no queráis, escudándose en que sea vuestra pareja. En el artículo de Cristina Ruiz, “Las redes sociales un nuevo entorno para la violencia machista” nos lo […]

  3. Responder

    […] una niña ha contado cómo su novio le hizo fotos en actitud sexy y cuando cortaron la relación ella le pidió que las borrara, pero él no quiso. A raíz de este […]

  4. Responder

    […] día 25 de noviembre puede ser un buen día para comenzar a hacerlo. Año tras año, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la…, nos hacemos la misma pregunta: ¿Llegará un momento en el que no sea necesario recordar a las […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba