Uso inteligente de las tecnologías de la información

Adicción a las redes sociales

Nuevas adicciones: El juego e Internet

Por Cristina Ruiz.

 

Desde didaknet llevamos tiempo hablando del riesgo de caer en la adicción a las redes sociales, los teléfonos móviles, juegos on-line (según el Ministerio de Hacienda, en 2013 había más de un millón de  jugadores ‘on line’ registrados), etc.

Cada día jóvenes y adultos estamos más “enganchados” a las Nuevas Tecnologías y ya es difícil que nos planteemos la vida sin ellas.

Sin olvidar los aspectos positivos que nos aportan, que los hay, ha surgido tal y como recoge la nueva Ley de Adicciones que prepara el Gobierno Vasco, un importante problema asociado a este uso masivo. Son las llamadas “adicciones sin sustancia” (junto con la ludopatía).

Según un estudio del Centro de Seguridad en Internet “Protégeles”, más del 21% de los y las jóvenes entre 14 y 17 años, están desarrollando alguna conducta adictiva.

Pero el problema no solo se está detectando entre adolescentes. Cada vez proliferan más los adultos adictos a las nuevas tecnologías, que incluso descuidan sus obligaciones profesionales pendientes de no perderse la última novedad en las redes sociales o que viven inmersos entre whatsapps, grabando cada momento de su vida para compartirlo en forma de archivo con todos sus contactos.

Debemos estar alerta por tanto a nuestro comportamiento y al de nuestros hijos. Ya comentamos hace unos meses en el artículo «El autodominio, la mejor respuesta para evitar la adicción«, cómo detectar los primeros síntomas en las y los más pequeños.

Hay que tener en cuenta que a los problemas psicológicos, hay que añadir los físicos, y es que quienes pasan demasiadas horas frente al ordenador, abandonan hábitos tan saludables como salir a pasear, hacer deporte, mantener unos buenos hábitos de higiene  o simplemente cumplir con las horas necesarias de sueño, con los problemas de salud que todo esto puede conllevar a medio o largo plazo.

Hemos comprobado en los cursos que impartimos a niños y niñas, que una amplísima mayoría de alumnos y alumnas de 5º y 6º curso, tiene móvil propio con conexión a Internet 24 horas y que por supuesto lo manejan y utilizan con soltura y asiduidad.

Esto no tiene por qué ser perjudicial en un principio, siempre y cuando no se convierta en referente de sus vidas y relegue a segundo término tareas cotidianas como hacer los deberes, tener aficiones reales o establecer relaciones interpersonales.

No debemos olvidar que al contrario de las adicciones “clásicas” como las drogas, el alcohol o el tabaco (consideradas  hasta ahora como las únicas y más peligrosas adicciones) o la ludopatía (recientemente incluida), el uso de las Nuevas Tecnologías se puede asociar a aspectos positivos que aportan ventajas a nuestra vidas y por ello, parece que dejan de ser potencialmente peligrosas.

Enseñemos a nuestros y nuestras hijos e hijas a poner límites en su vida y pongamoslos en las nuestras también. Como madres y padres, debemos predicar con el ejemplo y demostrarles que hay momentos que se deben compartir en familia con los móviles en silencio o apagados, lo importante que es vivir disfrutando y almacenando experiencias reales que podamos luego compartir, si así lo deseamos, con nuestros amigos en la red.

2 comentarios sobre “Nuevas adicciones: El juego e Internet

  1. Responder

    […] Hemos advertido esta situación en los cursos para padres y madres que ofrecemos en los colegios. Sabemos que es difícil encontrar un horario compatible con el cuidado y las extraescolares de los niños, que invertir tres horas (el tiempo que suelen durar nuestros cursos básicos) a la semana cuesta mucho. Pero tenemos que decir que en casi todos nuestros cursos con los niños de 5º y 6º de Primaria hemos encontrado problemas de mayor o menor calado: robo de contraseñas, acoso, distribución de imágenes sin autorización, adicción… […]

  2. Responder

    […] plataformas como el WhatsApp, por citar una de las de mayor éxito en los últimos meses, y de los juegos. Y como se trata de predicar con el ejemplo y de adoptar medidas prácticas, una buena idea es […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba