Uso inteligente de las tecnologías de la información

La tercera edad también tiene derecho a estar enganchada

Por Andrea Alfaro

Cuando pensamos en la tercera edad nos vienen a la mente personas mayores con bastón, el pelo encanecido y sentadas en un banco. Pero esto hace tiempo que está cambiando. La tercera edad comienza a partir de los 65 años y muchas personas que se acaban de jubilar llevan más de cinco años utilizando el correo electrónico para sus actividades laborales, buscando en internet la información que necesitan e incluso comprando billetes de avión en la red.

¿Qué ventajas tiene el uso de Internet en la vejez?

-Se pueden realizar múltiples trámites moviendo tan sólo el ratón, de manera que se evitan largas colas, algo muy beneficioso en una edad en la que la energía empieza a escasear.

El problema es que la Administración on-line no siempre es eficiente y no es fácil cumplimentar todo el proceso a través de la red. Sin embargo, la compra del supermercado suele ser muy eficiente, eso sí, es un poco más cara.

-Se puede conocer gente nueva.

La soledad suele ser un problema muy frecuente en la tercera edad. El porcentaje de viudas, viudos y actualmente de divorciados y divorciadas es bastante alto con lo que las redes sociales se convierten en un punto de encuentro.

Sin embargo, es vital tener una buena educación digital para poder navegar con seguridad, sabiendo el tipo de datos que se pueden dar de manera que evitemos en la medida de lo posible situaciones desagradables. Los blogs también son una herramienta donde expresar todo el conocimiento acumulado a lo largo de la vida.

-Se puede organizar el ocio a la carta

Las redes sociales permiten crear grupos de interés, de manera que si te gusta viajar a países exóticos, puedas conocer a gente con tus mismos gustos, y organizar un viaje más rentable.

-Se puede ligar

Cuando se pasa de los 60 años el pudor hace que cueste más “salir a ligar”, por ello, el messenger y otras redes, se convierten en una herramienta que facilita este trámite. El problema es que los adultos, cuanta más edad tenemos, creemos que estamos exentos de riesgos, puesto que no somos adolescentes. Pero eliminar las barreras de protección puede ser peligroso a cualquier edad.

Antes de darte de alta en cualquier lugar de internet lee atentamente la letra pequeña y examina cuidadosamente las condiciones de privacidad para poder regularla de forma segura. Si lo haces, podrás engancharte sin problemas.

Te pueden interesar también estos artículos publicados por didaknet:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba